Código de Conducta y Buenas Prácticas

Zona Franca adhiere a normas éticas que aseguren la integridad en la publicación de sus artículos, promoviendo una conducta ética en todos los participantes del proceso editorial. Estos principios y políticas se inspiran en estándares internacionales, tales como los COPE (Committe on Publication Ethics - http://publicationethics.org/resources/international-standards)

Publicación y Autoría

Los trabajos remitidos a Zona Franca deben contener una descripción detallada de los procedimientos seguidos. No deben contener afirmaciones falsas o distorsionadas.

Cualquier idea o resultado descripto que no pertenezca al autor o coautor del manuscrito remitido, deberá ser apropiadamente referenciado.

Es responsabilidad de los autores verificar que el contenido del manuscrito sea absolutamente original, y que los fragmentos que no lo sea, se encuentren citados oportunamente y respetando los lineamientos editoriales.

El artículo debe ser original, no encontrándose publicado en otro sitio un artículo con los mismos resultados. Este comportamiento será considerado no ético por parte del Comité Editorial.

La autoría en un manuscrito debe ser el resultado de contribuciones sustanciales a la concepción, desarrollo y/o escritura del mismo. Es responsabilidad del autor/a verificar el cumplimiento de este requisito.

Responsabilidad de autores/as

 Es responsabilidad de los autores/as verificar que los todos los autores involucrados en la publicación, aprueben el contenido del manuscrito, así como que todas las personas que han realizado aportes significativos figuren como autores.

Si un artículo llegara a publicarse con errores y uno de los autores/as lo advirtiere, es su responsabilidad alertar al Comité Editorial para que éste proceda a la corrección o retracción del artículo en su versión on line y emita una fe de erratas en su versión impresa.

Los autores/as deben involucrarse activamente en el proceso de revisión de pares y proveer oportunamente información veraz solicitada por los revisores o por el Comité Editorial de la Revista.

La decisión de aceptar o rechazar un artículo para su publicación estará basada en la importancia, originalidad y claridad del manuscrito, así como su relevancia para la disciplina. Los autores/as reconocen que la decisión será inapelable.

Responsabilidades de revisores/as

Todos los artículos recibidos son revisados por un miembro del Comité Editorial y, al menos, por dos revisores externos a la entidad editora. 

Quienes ejercen de árbitros reconocen que el artículo en proceso de revisión es información privilegiada y confidencial; por tanto, no tienen permitido compartirla. Las evaluaciones sobre los manuscritos se mantendrán en estricta confidencialidad por parte de revisores y editores, y ninguno de ellos podrá hacer uso personal o profesional de ellos o los datos allí contenidos.

Los revisores deben estar libres de cualquier conflicto de interés relacionado con los autores, el trabajo o sus financiadores, que incline su decisión hacia la aceptación o rechazo de un manuscrito en particular. De presentarse conflicto de intereses, los evaluadores/as deben manifestarlo antes de que el Comité Editorial les remita el texto completo del manuscrito.

Es responsabilidad de los revisores/as poner de manifiesto a los autores/as referencias relevantes que no hayan sido incluidas en su trabajo. Asimismo, es responsabilidad alertar al Comité Editorial sobre un episodio de doble publicación no advertido por la Revista.

Los revisores que sospechen acerca de la posibilidad de algún tipo de fraude científico, tendrán la obligación ética de notificarlo confidencialmente al Equipo Editorial y no podrán compartirlo con otras personas.

Responsabilidades del Equipo Editorial

La selección de artículos de Zona Franca se realiza mediante un proceso de revisión interna que asegure el cumplimiento de las normas editoriales y un proceso de revisión ciento por ciento externa, bajo el mecanismo de doble ciego (blind peer review), en pos de valorar la calidad científica de los artículos.  

Entendiendo que el proceso editorial debe ser transparente, minucioso, no sesgado, justo e igualitario, el Comité Editorial debe tratar a autores/as sin distinción de raza, género, orientación sexual, creencias religiosas, origen étnico, nacionalidad o filosofía política.

Los Editores deben estar libres de cualquier conflicto de interés relacionado con los autores, el trabajo o sus financiadores, que incline su decisión hacia la aceptación o rechazo de un manuscrito en particular. De existir un impedimento insalvable, debe ser manifestado oportunamente y apartarse de la evaluación de un trabajo particular.

La decisión de aceptación, rechazo o aceptación condicional es de soberanía absoluta del Comité Editorial, basado en el juicio que realiza de la factibilidad, originalidad y contribución del trabajo y, la misma será inapelable.

Ante sospechas de plagio, se utilizan herramientas de búsqueda en Internet a fin de corroborar la originalidad y evitar prácticas de plagio. Para verificar su originalidad, el manuscrito podrá ser examinado mediante el servicio Crossref Similarity Check. Asimismo, al enviarlo a evaluar, se solicita a los especialistas revisores prestar atención a indicios de plagio, por ser conocedores de la literatura sobre el tema.

Si algún miembro del Comité Editorial advirtiera errores o imprecisiones en los artículos publicados, será su responsabilidad informar a los demás miembros del Comité en pos de proceder a su corrección o retracción en la versión digital de la publicación y la emisión de una fe de erratas en su versión impresa, según el caso lo amerite.

Asuntos relativos a la ética editorial

Todos los miembros del Comité Editorial asumen la responsabilidad de velar por el cumplimiento de las normas y procedimientos declarados por Zona Franca, así como de alertar a los otros miembros cuando se esté produciendo una desviación de los mismos.

En cualquier caso se debe informar sobre la existencia de vínculo comercial, financiero o particular con personas o instituciones que pudieran tener intereses relacionados con los trabajos que se publican en la revista.

Conflictos de Intereses

Se entiende como “conflicto de interés” la situación en la cual se produce una divergencia entre los intereses personales de un individuo y sus responsabilidades respecto a las actividades científicas que lleva a cabo, ya sea como autores, revisores y miembros del comité editorial, que puedan influir en su juicio crítico y en la integridad de sus acciones. Los conflictos de interés pueden ser:

- Económicos: cuando el participante (autor/revisor/editor) ha recibido o espera recibir dinero por las actividades relacionadas con la investigación y su difusión

- Académicos: cuando los revisores o editores adhieren a una determinada tendencia metodológica o ideológica de manera tal que pueden estar sesgados para evaluar el trabajo de otros. Por esta razón se les solicita que se manifiesten con anterioridad.

- Relaciones personales o laborales: cuando los participantes (autores/revisores/editores) tienen algún tipo de vínculo de amistad, enemistad o de relación laboral. Para evitarlo, los editores deberán tener en cuenta las fuentes de financiamiento y la afiliación de los autores, para elegir evaluadores que no pertenezcan a esos círculos específicos.